La puerta del destino

Autora: Paula de Vera
Editorial: Nova Casa
Número de páginas: 458
Precio: 19
          - El poder de la oscuridad
          - La puerta del destino
Puntuación: 

Sinopsis: Es 21 de diciembre: solsticio de invierno, noche de Yule y una festividad importante para toda la Comunidad Mágica. Ruth, Irene y Víctor son primos y estudiantes de la Escuela de Magia de Madrid; y, como todos sus compañeros, están ávidos de vacaciones tras un duro trimestre de estudio. Sin embargo, lo que ninguno de ellos sospecha es que esa noche marcará un antes y un después en sus vidas. Puesto que su pasado oculta un delicado secreto que muy pocos comparten y que, tras revelarse por accidente, podría condicionar el futuro de toda la Humanidad. Porque hay puertas que jamás deberían abrirse…

Lo primero de todo agradecer a la editorial el envío.


Tras casi dos años de espera, por fin tengo en mis manos el tan ansiado desenlace de la saga literaria Los hijos de los dioses. En esta última entrega los lectores seremos testigos de la última gran guerra entre el bien y el mal, y seremos conocedores del destino final del mundo mágico y del de los humanos.

Ya han pasado 14 años desde que los Cuatro Elementos vencieron por última vez al mal; pero claro, aquella fue solo una de las muchas batallas que habían librado, ahora llega el final. En esta ocasión, el mundo tal y como lo conocemos depende totalmente de Ruth, Irene y Victor, hijos de los Cuatro Elementos. Duros tiempos se acercan para nuestros protagonistas y para toda la comunidad mágica.

Una última entrega llena de amor, amistad, odio, rencor y traiciones donde el más pequeño de los detalles puede marcar la diferencia entre la salvación o la destrucción. Como en entregas anteriores, nuestros protagonistas no estarán solos ya que contarán con la ayuda de viejos conocidos y nuevos aliados. ¿Preparados para esta última batalla?

Resultado de imagen de old spell booksComo ya os he comentado un poco más arriba, en este último libro los protagonistas principales serán Ruth, Irene y Víctor, hijos de los protagonistas de los libros anteriores; aunque esto no quita para que no tengan su intervención en la historia (en algunos casos más incluso que sus hijos). Si hacemos una comparación entre ambos grupos, padres e hijos, sin ningún tipo de duda me han gustado más los padres. Los personajes de los hijos me han parecido, en varias ocasiones, un pelin forzados y demasiado estereotipados. Así que, por lo que podéis ver, poco puedo contaros de los personajes que no hayáis leído más. 

Lo que sí me parece curioso de la historia, y creo haberlo comentado en alguna de las reseñas de los libros anteriores, es la mezcla de mitologías, culturas y religiones: por un lado tenemos la romana, por otro lado, la egipcia y, después, todo se nos mezcla con personajes y fondos de las leyendas artúricas. Todo un cuadro.


En lo que a la trama se refiere, al principio cuesta un poco meterse en ello y no es por falta de acción, porque esta la tenemos casi desde el principio, sino porque no se nos da el tiempo necesario para conocer a los personajes. Sin embargo, la obra va cogiendo un ritmo trepidante hasta casi el final de la obra, donde el final resulta ser un pelin más flojo de lo que yo me esperaba. Eso sí, el epílogo, aunque esperable, me parece un buen cierre de la saga. 

En resumen, La puerta del destino no es el final de saga que yo me esperaba, no obstante, he disfrutado de la historia casi tanto como los dos libros anteriores. Una historia amena con la que pasar una buena tarde.


"Que los dioses os protejan"

4 comentarios:

  1. Holaa!! Pues para ser sincera suena bastante bien y sin duda es algo que me encantaría leer, así que sin duda me llevo apuntada esta trilogía:3 gracias por la reseña.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias como siempre por tus reseñas. Lamento que el final te haya parecido algo flojo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. hola! te compartimos en el muro para nuestros seguidores, muy lindas fotos y genial entrada!

    ResponderEliminar
  4. Hola, no pinta nada mal, una pena que no terminara de convencerte.

    Un beso

    ResponderEliminar

No os vayáis sin comentar porfi
este blog se alimenta de vuestros comentarios.