Una mujer de suerte

Hola Criaturas!! Os estaréis preguntando "Hoy es martes, ¿Por qué sube una reseña y no una canción?". Bueno, el tema es que hace tiempo que no subo una reseña de un libro y me sentía como si os estuviera abandonando, por lo que he decidido que esta semana la canción la pasaría al miércoles. Y ahora os dejo con la reseña, aunque se que no es una de las que os prometí (culpa de los exámenes).



Autora: Nora Roberts
Editorial: Harlequin
Número de páginas: 
155
Precio: 5,98 

           - Tentando al destino
           - Una luz en su vida
           - Ahora y siempre
           - Buscando novias
           - Una mujer con suerte
           - Los novios MacGregor
           -Una vecina perfecta






La vida y los amores de la extraordinaria familia MacGregor. Cuando Darcy Wallace se gastó sus últimos tres dólares en el casino y ganó un bote de casi dos millones de dólares, el director del casino, Robert MacGregor Blade, decidió vigilarla. Pero había algo en aquella mujer que se metió bajo la piel de Mac haciendo estragos en sus buenas intenciones. Si quería conseguir a aquella mujer, tendría que arriesgarse en uno de los juegos más importantes de su vida...



Lo bueno que tienen los libros de Nora Roberts es que la mayoría de sus historias, y esta no es la excepción, empiezan de un modo especial, no quiero decir triste porque os estaría mintiendo, pero sí empiezan contándonos algún momento triste de la vida del personaje y ella, de un modo simple y pero entretenido, consigue darle la vuelta a la historia y acabarla de una manera única. Por esto es por lo que me enamoran sus libros (o la mayoría de ellos).

La historia comienza con la huida de nuestra protagonista, Darcy, que intenta escapar de un novio al que no quiere y que ha hecho que la despidan del trabajo. Pero la cosa no mejora, y es atracada después de que su coche se estropeará en medio de la carretera. Entonces, con tres dolares en el bolsillo y un cansancio de muerte no le queda más remedio que llegar andando hasta el lugar más cercano, Las Vegas.

Allí se mete a un casino, donde se gasta sus últimos 3 dolares en un tragaperras, ya que le da igual que hacer con ese dinero porque no le sirve para nada. Pero para su sorpresa y la del resto de la gente gana un bote de ....2.000.000 dolares !!!!! (¿Quién no ha soñado con este momento?).

Pero como es normal esto no le hace gracia al dueño, Robert MacGregor Blade, que en un principio piensa que ha hecho trampas para conseguir el dinero. Eso solo es al principio, ya que después intentará saber como es ella realmente.

Darcy sin duda alguna es uno de mis personajes favoritos en esta saga, porque de la noche a la mañana pasa de ser una chica que vivía en un pequeño pueblo a las ordenes de su novio, a ser millonaria. Sus escenas son muy divertidas, debido a que no sabe que hacer con tanto dinero, Robert la insiste para que vaya a la peluquería, a comprarse ropa nueva y ese tipo de cosas... lo que termina siendo un calvario para ella, pero una diversión asegurada para el que lo lee. Aunque no podría olvidarme de Robert, que es un amor de hombre.

Y como en las anteriores novelas no podía faltar el abuelo de la familia, Daniel MacGregor, siempre intentando hacer de las suyas.

Como he mencionado al principio, la autora tiene un habilidad impresionante para hacer crecer a los personajes capítulo tras capítulo, haciéndoles cada vez más seguros de si mismos. Pero para el que todavía no se haya convencido de leerlo le diré que, si lo que busca es una novela que le entretenga y le haga reír en varios momentos , esta es su novela y su saga.






—Necesitas una manicura —ordenó Charles mientras trabajaba con la tijera—. Sheila, a ver si tienes tiempo de hacerle una manicura y una pedicura a... ¿Cómo te llamabas, cielo?
—Darcy. ¿Una pedicura? —el sólo hecho de ima­ginarse las uñas de los pies pintadas le pareció muy exótico.
—Ah, y vas a tener que dejar de morderte las uñas inmediatamente.
Como si fuera una niña pillada en falta, Darcy escondió las manos bajo la capa.
—Es un hábito terrible.
—Y muy poco atractivo. Pero eres afortunada: tienes un pelo fuerte y sano. El color es bonito, así que no lo tocaré —y, sosteniendo un mechón entre dos dedos, metió un tijeretazo—. ¿Qué cremas uti­lizas para la cara?



3 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta y no conocía para nada este libro.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. No conocia el libro la verdad pero me llama muchisimo la atencion :D
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola, parece curioso el libro, tengo pendiente leer algo de esta autora. He visto muchos libros y buenas reseñas, creo que es una autora destacada dentro del romance, asi que espero pronto poder leer algo suyo.

    Saludos

    ResponderEliminar

No os vayáis sin comentar porfi
este blog se alimenta de vuestros comentarios.