The goddess hunt

Autora: Aimée Carter
Editorial: Darkiss
Número de páginas: 54
Precio: 1, 99 €

Saga: -
 The goddess test (Aprendiz de diosa)
            - The goddess hunt
           - Goddess interrupted 
           The goddess legacy
           The goddess inheritance



 
 Unas vacaciones en Grecia le parecen a Kate Winters la manera perfecta para pasar su primer año sabático lejos del Inframundo... hasta que se ve envuelta en una disputa inmortal que se remonta milenios atrás. Cástor y Pólux han estado huyendo de la ira de Zeus y Hades durante siglos, escondiéndose de los Dioses que los cazan. La última persona en la que pueden confiar es Kate, la nueva Reina del Inframundo. Sin embargo, ella está decidida a ayudar a su causa. Pero cuando se trata de lidiar con inmortales, Kate tiene mucho que aprender...


 
La reseña de hoy no será muy largo porque el libro solo tiene 54 páginas, así que haré una minireseña.

Después del libro "Aprendiz de Diosa" y antes de "Goddess interrupted", la autora ha creado un mini relato de 50 páginas como para explicar un poco lo que pasa entre el 1 y el 3 libro sin enredarse demasiado.

En este relato Kate ha dejado el Inframundo durante 6 meses, en los que no podrá ver a su marido Henry/Hades, y decide irse de vacaciones a Grecia junto a su amigo James/Hermes. Durante ese tiempo Kate es libre de hacer lo que quiera. En una de las excursiones Kate y James "se pierden" en el bosque, encontrandose con viejos amigos de James/Hermes, pero no tanto de Henry/Hades por lo que tampoco al principio su nueva esposa.
 
Como ya os he explicado antes este librillo es un intervalo entre el 1 y el 3, lo que hace que sea mucho más corto comparado con los demás, y que casí no me de tiempo a saborearlo tanto como me hubiera gustado hacerlo. Porque con el primero disfrute un montón, ya que me gusta todo lo relacionado con la mitología griega.

Aún así, la escritora mantiene la frescura y la originalidad del primero, dejandonos con las mismas ganas o incluso más de leer el siguiente. 




 



 ¿Alguien tiene hambre? Nos las arreglamos para cazar algo de camino aquí.
—¿Caza? —dije.
—Sí, conejos. —Casey levantó un plato lleno de carne en rodajas, y mi estómago se revolvió—. No es perfecta, pero es lo suficientemente buena.
Negué con la cabeza.
—Comimos en el hotel. Gracias igualmente.
—¿De qué nosotros hablas? —dijo James—. Me muero de hambre.


1 comentario:

  1. Esta saga no me llama mucho pero me alegro de que te haya gustado tanto :) Gracias por la reseña.

    Besos

    ResponderEliminar

No os vayáis sin comentar porfi
este blog se alimenta de vuestros comentarios.