El árbol de la ciencia

Título: El árbol de la ciencia
Autores: Pio Baroja
Editorial: Alianza
Páginas: 304


El árbol de la ciencia (para el propio Pío Baroja «el libro más acabado y completo de todos los míos») es la obra en la que la técnica narrativa del novelista ?el gusto por la sucesión ininterrumpida de acontecimientos, la abundancia de personajes secundarios, la hábil articulación de situaciones críticas, el impresionismo descriptivo, el rápido trazo de caracteres alcanza su mayor eficacia, así como aquella en que, en palabras de Azorín, se halla «mejor que en ningún otro libro el espíritu de Baroja».

Es la tercera novela de la trilogía La Raza. Narra en ella la vida de Andrés Hurtado desde el comienzo de sus estudios de medicina. El menor atisbo de felicidad asoma en su existencia vulgar: una facultad agria, una familia poco afectuosa y unos amigos nada generosos. Su propia profesión le sirve para odiar más a los hombres, y sólo junto a Lulú, una muchacha atrevida y que rebosa ternura, encuentra Andrés cierta felicidad.


Me he tenido que leer este libro para clase, porque entra en selectividad este año y la verdad es que no me ha convencido mucho.

"El árbol de la ciencia" no es un libro que contenga ni emoción ni aventuras. Simplemente nos cuenta la vida de Andrés Hurtado, un joven madrileño que estudia medicina y que es la cosa más pesimista con la que os hayáis podido encontrar en vuestra vida. Y exceptuando el final, todo lo demás es bastante aburrido y pesado.

El libro está dividido en 7 partes y cada parte tiene un número indefinido de capítulos. Cada parte del libro habla sobre una cosa distinta, en la que hace ver al protagonista como es la sociedad española de aquella época. Además, también ocurren una serie de cosas que hacen pensar a Andrés si en realidad merece la pena vivir.

Como os he dicho antes, la novela es bastante pesimista y sobre todo lo que el autor busca es hacer reflexionar al lector, y concienciarle sobre la sociedad española. Por lo que, yo no lo recomendaría a no ser que os gusten los libros de este tipo.




"Uno tiene la angustia, la desesperación de no saber qué hacer con la vida, de no tener un plan, de encontrarse perdido. Andrés se inclinaba a creer que el pesimismo de Schopenhauer era una verdad casi matemática. El mundo le parecía una mezcla de manicomio y de hospital; ser inteligente constituía una desgracia, y sólo la felicidad podía venir de la inconsciencia y de la locura".

1 comentario:

  1. Yo tambien me lo tengo que leer para clase... Haber que tal!
    Besos :)

    ResponderEliminar

No os vayáis sin comentar porfi
este blog se alimenta de vuestros comentarios.